Frases con Emoción

Dios me enseñó a amar...

Dios me enseñó a amar, una de las más grandes virtudes que hay en la vida.

La vida está llena de instantes...

La vida está llena de instantes, lo importante siempre será que cada uno de ellos te traiga mucha alegría.

Vive una vida bonita...

Vive una vida bonita, de esas en las que tienes graciosos momentos, personas especiales y muchísimo amor.

Hay personas que son tan falsas...

Hay personas que son tan falsas que ellas propias se creen sus mentiras y nunca asumirán que hicieron mal.

La vida está llena de bendiciones...

La vida está llena de bendiciones que ni notamos, así que acuéstate, cierra los ojos y piensa en la gloria de Dios. ¡Buenas noches y muchas bendiciones más!

Cada aprendizaje de la vida...

Cada aprendizaje de la vida nos hace más sabios, y más capaces de afrontarla de manera correcta.

Tú eres la razón...

Tú eres la razón de que mis sueños sean dulces, y al día siguiente quiera darte un beso. ¡Buenas noches, amor!

Alguien tan especial como tú...

Alguien especial como tú merece un mensaje para acabar el día, así que, ¡buenas noches y felices sueños!

Hijo, te miro avanzar en la vida con orgullo...

Hijo, te miro avanzar en la vida con orgullo y admiración, pues todo lo que haces me llega al corazón.

Ya sabes que para mi eres especial...

Ya sabes que para mi eres especial, así que te mando este mensaje para que sepas que me estoy acordando de ti. ¡Buenas tardes!

Hija no necesitas hacer...

Hija, no necesitas hacer nada más que ser tal y como eres, ¡porque eres genial!

Gracias Dios pues mis pasos...

Gracias Dios, pues mis pasos son más seguros sabiendo que te tengo a mi lado.

La vida es corta vívela con alegría...

La vida es corta vívela con alegría infinita, sabiendo que si mueres, la disfrutaste al máximo y no perdiste ni un segundo.

Te extraño amor ojalá...

Te extraño amor, ojalá te tuviera cerca para abrazarte y decirte en persona lo mucho que te amo.

Tenerte como hija fue el mejor regalo...

Tenerte como hija fue el mejor regalo que me dio la vida y yo lo honro diciéndotelo todos los días.