Frases para un Hijo

Hijo, quiero que a mi lado...

Hijo, quiero que a mi lado te sientas siempre protegido. ¡Te amo!

Hijo mío, sé alegre...

Hijo mío, sé alegre y optimista, pues es la mejor manera de encarar la vida.

Hijo, en un día pueden pasar...

Hijo, en un día pueden pasar muchas cosas, pero hay algo que no cambia nunca cuando voy a dormir, y es mi orgullo por ti.

Ser los papás de un hijo tan maravilloso...

Ser los papás de un hijo tan maravilloso como tú es el mejor regalo que la vida nos pudo dar.

Hijo mío doy gracias por haberte tenido...

Hijo mío, doy gracias por haberte tenido, pues cada día me demuestras que eres una persona maravillosa.

Hijo, tu llegada es lo mejor...

Hijo, tu llegada es lo mejor que me ha pasado en la vida.

Mi hijo es la persona de quien...

Mi hijo es la persona de quien más me enorgullezco, y sé que siempre será así.

Siempre tendrás mi mano...

Hijo, siempre tendrás mi mano para sostenerte. ¡Nunca te dejaré caer!

Desde que naciste supe...

Desde que naciste supe que me harías sentir un orgullo inigualable, hijo mío. Te quiero muchísimo.

Estoy orgulloso de ti porque...

Hijo, estoy orgulloso de ti porque tienes un buen corazón, y se que serás una persona honesta y bondadosa.

Todos tus esfuerzos tienen sus...

Todos tus esfuerzos tienen sus recompensas, hijo mío, y una de ellas es mi infinito orgullo por ti.

Gracias por ser mi rayito...

Hijo, gracias por ser mi rayito de luz personalizado, y mi motivación más grande.

Este orgullo tan grande...

Este orgullo tan grande que tengo es gracias a ti, mi hijo amado, pues siempre supe que tenerte era una bendición.



Fuiste y siempre serás...

Fuiste y siempre serás el mejor regalo que Dios nos pudo dar, hijo.

La vida que llevas es motivo de orgullo...

Hijo mío, la vida que llevas es motivo de orgullo, ¡tienes muchos motivos para estar contento contigo mismo!

Nunca olvides ser...

Nunca olvides ser caballero, hijo, pues esa es la mayor virtud de cualquier hombre.

Te miro y veo al niño más bueno...

Te miro y veo al niño más bueno y más cariñoso del planeta, ¡ y es que no imaginas el orgullo que siento por ti, hijo mío!

Me basta una mirada o una...

Hijo, me basta una mirada o una sonrisa tuya, para sentirme plenamente feliz.

No hay nada que me genere tanto orgullo...

No hay nada que me genere tanto orgullo como tenerte, hijo mío.

El orgullo de tenerte no se compara...

El orgullo de tenerte no se compara a nada más en esta vida, hijo.